¡Consumir de forma responsable significa aplicar hábitos zero waste y eco responsables mientras disfrutas de una alimentación saludable! Te damos nuestros 10 consejos favoritos para empezar a consumir responsablemente, sin desperdiciar. Descubre cómo aprovechar tus trayectos, aprovechar las recetas de temporada o cómo leer el etiquetado mejor.

¿Quieres unirte al movimiento #ZeroWaste?

?Apuesta por los productos y comercios locales

consumo circular

El primer consejo para el consumo responsable es, por supuesto, apostar los productos y comercios locales. ¿Por qué? Porque además de limitar el transporte de alimentos, también apoyas a los productores locales.

¡Escogiendo comercios y productos locales, estás apostando por una dieta más saludable, sabrosas frutas y verduras y aportas tu granito de arena por el planeta!

?¡Las apariencias engañan! Los alimentos estéticamente imperfectos están igual de ricos

No comprar una zanahoria que no tiene el tamaño y/o forma perfecta según los criterios estéticos… no es lo correcto y lo sabes.  Lo importante no es la apariencia, sino su sabor.

En Phenix odiamos la discriminación de los alimentos por su apariencia, por eso en nuestra aplicación podrás encontrar muchos comercios que le dan una segunda oportunidad a esos productos discriminados: desde frutas y verduras “feas” o ligeramente más pequeñas, pasando por cereales con envases mal impresos hasta productos con fechas de consumo preferente pasada o fecha de caducidad próxima que están en perfectísimo estado. Productos únicos, sabrosos y con un descuento de hasta el 70% en PhenixApp.

? ¡Escucha al planeta! Consume productos de temporada

¿Comer fresas a mediados de diciembre te parecería normal? Si la respuesta es sí, debes saber que para cumplir tu antojo, deben cultivarse en un invernadero o importarse, lo que implica que estamos favoreciendo la contaminación. ¡Y no solo eso! Las fresas te saldrán más caras, estarán insípidas y serán menos buenas para tu salud.

Comiendo productos de temporada, ingieres los nutrientes que tu cuerpo necesita en esa época del año. Así que prepara tu bol de fresas con nata en primavera y cocina un buen caldo de verduras en invierno.

?Planifica tus comidas: el poder del batchcooking

Para ahorrar dinero, no hay nada como planificar tus comidas de toda la semana con antelación. Evita las compras de última hora o la comida rápida con el batchcooking.

Planifica tus recetas saludables y económicas y ve a comprar una vez por semana con tu lista de la compra. Más eficiente y además, te ahorras viajes. ¡Te sorprenderás de descubrir que es una excelente manera de ahorrar dinero y de no desperdiciar alimentos en casa.

?Respeta la regla de oro: nunca vayas a hacer la compra con el estómago vacío

Es posible que ya hayas escuchado esto en millones de ocasiones, en Phenix podemos asegurarte que es cierto: nunca vayas a comprar con el estómago vacío.

Cuando tienes hambre, te tentarán los productos menos saludables y cederás a la compra compulsiva de alimentos. Pero cuando tu estómago está lleno, solo compras lo que escribiste en tu lista de la compra. ¡Un truco súper simple, pero terriblemente efectivo!

?Céntrate en productos frescos y crudos

La comida industrial y los preparados alimenticios contienen más azúcares, grasas y sal y en su mayoría, contienen más aditivos. ¡Son menos ricos en micronutrientes y, más ricos en calorías! Además, acostumbran a ser más caros que los productos frescos.

Evita los productos industriales, escoge productos frescos que aunque requieran un poco más de preparación, son más saludables para ti y para tu bolsillo.

? Stop a los envoltorios y envases inútiles. ¡Consume a granel!

Cuando empiezas a comprar a granel te das cuenta de la cantidad de envases inútiles que llevan los alimentos en los supermercados. ¿Es necesario que un aguacate se envuelva en plástico realmente? Evidentemente que no.

Consumir de manera responsable implica apostar por compras a granel e ir con tu propio recipiente a tu carnicería o pescadería del barrio y así evitar una producción inútil de residuos.

? Revisa el etiquetado de los productos

Todos los productos alimenticios no se almacenan de la misma manera y las fechas de caducidad son diferentes según su naturaleza. Pero ciertos alimentos pueden consumirse sin ningún riesgo incluso cuando ya han pasado su fecha de caducidad. Ese sería el caso de los productos secos, la leche, el chocolate, la miel o los quesos duros. Échale un vistazo a nuestra entrada donde te ayudamos a descifrar el etiquetado de los productos alimenticios.

❄️ ¡Organiza tu nevera!

Organizar tu nevera adecuadamente te permitirá evitar el desperdicio.

  • Coloca los alimentos con fecha de caducidad corta en frente y con larga, detrás. Así los verás y recordarás que debes ingerirlos primero.
  • En la parte fría de tu nevera (que cambiará según el modelo de tu nevera) pon los productos crudos y cárnicos: carne, pescado, productos lácteos, quesos…
  • La comida preparada que hayas guardado en tuppers, también guárdala en la zona más fría de la nevera.
  • La fruta y las legumbres ponlas en los depósitos de verdura de la nevera después de haberlas lavado (eso alargará su vida).

? Sigue los tips de los expertos: los comerciantes.

Pregúntales a los comerciantes cómo conservar los alimentos, ¿quién mejor que ellos para aconsejarte? Además de obtener los mejores consejos de conservación, romperás el hielo con el comerciante y cuando vuelvas, ¡se acordará de ti!

¿Te apuntas a una vida #ZeroWaste?